Critican que un contrato firmado en el último mes no puede tener condiciones distintas y alertan del peligro de que el estado regule el mercado

La marcha atrás obligada por el Congreso de los Diputados al decreto ley sobre el alquiler que impulsó el Gobierno de Pedro Sánchez ha generado aún más críticas del sector. Los representantes de los agentes de la propiedad inmobiliaria de Salamanca y de la Cámara de la Propiedad Urbana tachan de chapuza lo sucedido con la iniciativa del Ejecutivo socialista, que ha estado en vigor poco más de un mes, lo que genera una situación cuando menos extraña.

Los contratos durante el tiempo que ha estado vigente el decreto ley deberán regirse por una norma que ha sido rechazada por el Parlamento y, por lo tanto, tendrán unas condiciones diferentes a los formalizados con anterioridad y los que se hagan desde el pasado martes. Detrás del fracaso del Gobierno se encuentra la presión de Podemos, que reclama la inclusión de medidas que permitan fijar topes de precios del alquiler, una medida que rechaza de plano el sector en Salamanca.

“No es lógico que los contratos firmados durante el último mes tengan validez, cuando la norma por la que se rigen no ha sido aprobada por el Congreso”, mantiene Valentín Rodríguez, presidente de los agentes de la propiedad inmobiliaria en Salamanca. Una opinión que comparte Manuel Vicente-Peix, gerente de la Cámara de la Propiedad Urbana. “Las condiciones bajo las que se firman los nuevos alquileres volverán a ser los mismos que había antes del 19 de diciembre.

Fuente:https://www.lagacetadesalamanca.es/salamanca/2019/01/24/sector-alquiler-tacha-chapuza-maniobra/258787.html